3 hombres la atacaron, pero ella recordó el consejo de su madre y dejo a los hombres en shock

Cuando lo niños están pequeños, todos los días necesitan que sus padres le den consejos. Esto los ayudará a mantenerse alejado de los problemas y a hacer las cosas bien. Aunque una y otra vez se equivoquen, como padres no debemos desistir de darles consejos. Solo así podrán crecer y ser personas de bien cuando se hagan adultos.

Esto fue lo que comprobó una madre quien, aun después de que su hija se había vuelto una joven madura, le seguía dando consejos.

Gracias a ello pudo, por decirlo así, salvarle la vida, ya que la ayudó a escapar de una situación peligrosa. Su historia es un gran ejemplo para todos, pero especialmente para los padres y los hijos.

Jordan, era una joven estudiante que acababa de cumplir sus 20 años. Aun así, su madre seguía dándole buenos consejos de acuerdo a su edad. Cierta noche, mientras regresaba de la universidad a su apartamento estudiantil, fue atacada. Tres hombres la estaban esperando a las afueras del apartamiento y la amenazaron.

Estos hombres muy violentos le pusieron una pistola en la cabeza para que le diera su tarjeta de crédito y todas las cosas de valor. Incluso, hasta se las llevaron en un automóvil. Bajo esta peligrosa situación, Jordan se puso a pensar mucho. Entonces se preguntó a si misma: “¿Qué habría hecho mi mamá?”

Escuchó el consejo de su madre

La vida de esta joven pudo haber terminado muy mal. Sin embargo, gracias a los buenos consejos de su madre, pudo salir de esta peligrosa situación. Estos sonaban como un fuerte eco en su cabeza, diciéndole lo que debía hacer.

Jordan estaba llegando a su apartamento a la 1 de la madrugada, cuando se percató de 3 hombres muy sospechosos. Estos fueron los que, posteriormente la amenazaron con armas y la obligaron a darles su dinero y sus pertenencias. Incluso, querían el automóvil de la estudiante, pero no sabían conducir vehículos mecánicos. Por ello, obligaron a la misma joven a que lo condujera hasta la estación de gasolina más cercana.

Los secuestradores le pusieron una pistola en la cabeza, por lo que no tenía muchas opciones. Sin embargo, mientras conducía, se puso a pensar en muchas cosas. Una de ellas fue “¿Qué habría hecho mi madre en esta situación?”.

Los hombres le dijeron que, después que los sacara de aquel lugar y le hayan quitado todo, la violarían. Entonces a Jordan le dio mucho miedo. Fue en ese momento cuando en su cabeza empezó a sonar la voz de su madre. Tan pronto escuchó su voz, supo qué hacer.

“Yo pensé en mi madre. Cuando ella estaba en la universidad, casi fue violada en una ocasión. Sin embargo, ella empujó al hombre con mucha fuerza y logró escapar. Yo voy a ser fuerte como mi madre y voy a salir de esto” cuenta Jordan a ABC News 4.

Entre las palabras que Jordan escuchaba en su cabeza era: “no dejes que estén solos contigo”. Como ella no tenía muchas posibilidades, pensó en algo muy arriesgado, pero muy efectivo. Jordan, en un intento por salir de aquella situación, saltaría del vehículo en plena marcha.

Hace caso al consejo

Como no había mucho tiempo para pensar las cosas, Jordan puso el vehículo a toda marcha. Cuando los hombres menos se lo esperaban, abrió la puerta y saltó de carro. Luego de un rato, otro vehículo se detuvo y ayudó a Jordan. Por el salto, la joven tenía leves raspones, pero no fue herida por aquellos hombres y pudo salir adelante. aquí te dejamos un video con el reportaje de lo sucedido.

“Ellos estaban en un vehículo sin chofer y una niña de 20 años había sido más astuta que ellos. ¡Como me hubiese gustado ver sus rostros en aquel momento!” dijo la joven estudiante. Mas tarde, los 3 hombres fueron arrestados y están pagando por sus delitos.

Vea también: Encerraran periodista en psiquiátrico 10 días, al saber su identidad los médicos quedan en shock

De esta historia extraemos una valiosa lección: “Aunque nos parezca inútil, debemos seguir aconsejando a nuestros hijos”. Como la madre de Jordan siempre lo hizo, en el momento indicado, sus instrucciones surtieron efecto y la pudieron salvar. Lo mismo puede suceder con nuestros hijos si los aconsejamos a diario. Para que otros padres también aprendan esta lección, comparte dicha historia en tus redes sociales.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”